Tag Archives: Seguridad Vial

1 Comment

Existen actualmente en el mercado distintos dispositivos para realizar el transporte de la bicicleta cuando lo necesitamos para salir a una ruta o participar en una carrera o marcha.

Tenemos que tener en cuenta que las cuatro formas diferentes que hay actualmente en el mercado para realizar dicho transporte tienen que ser compatibles con la seguridad y la normativa vigentes en el Real Decreto 1428/2003 de 21 de Noviembre y el Real decreto Legislativo 339/1990 de 2 de Marzo.

Portabicicletas de techo, es el que menos espacio ocupa y tiene un desmontaje fácil. Suele tener configuración de barra-guía que se sujeta a la baca y que, o bien dispone de un brazo con una pinza que sujeta la bici por el tubo diagonal, o bien de un soporte para la horquilla, para lo cual hay que quitar la rueda.

Como inconveniente señalar q varias bicis en el techo influyen de forma negativa en la aerodinámica, balanceos inesperados y un mayor consumo de combustible del vehículo. Hay que tener cuidado si se entra en parking, zonas de techo bajo…

Portabicicletas de portón trasero: Mediante un sistema de barras articulado que se sujeta mediante cintas y ganchos se sujetan las bicicletas en el coche, normalmente en el portón trasero.

Hay que tener en cuenta que la carga puede obstaculizar la visibilidad de la matrícula y de los pilotos traseros, en cuyo caso habría que poner una placa de matrícula y el juego de pilotos. En cualquier caso habría que señalizar esa carga con la señal V-20 que es una placa de franjas rojas y blancas.

Portabicicletas soporte remolque se apoya y sujeta exclusivamente a la bola del coche y se pueden montar 2 o 3 bicicletas. Las ruedas se sujetan con cintas y dependiendo del modelo el cuadro se fija con pinzas o cintas. La mayor parte de los modelos incorporan pilotos y matrícula. No interfieren en la aerodinámica del vehículo y por tanto en su consumo.

Interior del vehículo Si se va a transportar la bicicleta en el interior del vehículo, hay que tener en cuenta que debe ir bien sujeta y no comprometer la seguridad y el campo visual del conductor y no interfiera en los ocupantes. La bicicleta si se transporta así debe amarrarse con eslingas o con cualquier otro sistema de amarre a las anillas fijas del chasis del vehículo. Tráfico ha intensificado de forma visible el control sobre el transporte de bicicletas para reducir el número de accidentes y conseguir que en caso de producirse estos tengan menores consecuencias.

La sanción por el incumplimiento de la norma referente a la sujeción de la carga en el interior del vehículo es de 80 euros sin la retirada de puntos.

Como resumen y en base a la normativa: Tener en cuenta que todos los portabicicletas están homologados, si no, no se podrían comercializar en nuestro país.
En todo momento deberán quedar visibles tanto las luces del vehículo como la matrícula del mismo. Si utilizamos un portabicis de portón y quedan ocultos los pilotos o la matrícula, deberemos instalar un kit adicional de luces. Los de bola de remolque ya llevan luces y placa.
La carga no puede sobresalir por los laterales del vehículo (el ancho total del coche se mide entre retrovisores).
Longitudinalmente, la carga puede sobresalir por la parte posterior hasta un 10% de su longitud, y si fuera indivisible (un portabicicletas es indivisible), un 15%. (Ejemplo: Si el coche mide 4 metros de largo, el 15% son 60 cm. así que la longitud total serán 4,60 metros).
En cualquier caso la carga debe ser señalizada en su extremo con un panel V-20 de franjas rojas y blancas, y en caso de ser del mismo ancho que el vehículo, con dos paneles, uno a cada lado formando una V con sus franjas.
Si nos decidimos por llevar la bici dentro del coche, recuerda que toda carga debe ir sujeta correctamente de manera que en caso de frenazo o colisión no se desplace.